Ecuador
 Buscar    Mapa del sitio   Contáctenos   Ayuda   División Medicinal    
Linde Gas
Inicio > Soluciones por industria > Química > Industrias químicas básicas


Industrias químicas básicas

Industrias químicas básicas

Los gases industriales tienen muchas aplicaciones en la industria química básica. Son usados principalmente:

  • Como reactivos químicos
  • Para asegurar la reacción de la planta
  • Para proteger el medio ambiente
  • Para realizar análisis


Industrias químicas básicas - Hidrogenación

En el petróleo se encuentran todo tipo de contaminantes y, debido a que las fracciones de petróleo viajan a través de las unidades de procesamiento de la refinería, dichos contaminantes pueden tener efectos perjudiciales en el equipamiento, catalizadores y la calidad final del producto. Es más, pueden existir límites legales en el contenido de algunas impurezas como, por ejemplo, el azufre.

El hidrotratamiento realiza un efectivo trabajo en la remoción de muchos contaminantes de algunas de esas corrientes. En efecto, gracias al uso de hidrógeno -reactivo vital en los procesos de hidrotratamiento-, se pueden "romper" las pesadas moléculas de petróleo en combustibles más livianos de mayor valor comercial. Este proceso conocido como "crackeo" con hidrógeno, no solo mejora la calidad y el octanaje de los combustibles sino que también reduce la contaminación del medio ambiente.

Industrias químicas básicas - Condensación y recuperación criogénica de compuestos orgánicos volátiles


CIRRUS®
CirrusLas industrias químicas deben prevenir la emisión no deseada de compuestos orgánicos volátiles (VOCs) dentro de la atmósfera. Los VOCs representan un peligro para la salud y el medioambiente, por lo que la ley regula estrictamente su emisión. Existen algunos nombres para procesos de condensación que disminuyen los contenidos de VOC: recuperación de solventes, recuperación de vapores, recuperación criogénica, etc. Estos procesos están basados en cuatro técnicas principales: adsorción, absorción, incineración y condensación. AGA se ha concentrado en la condensación, mediante el empleo de nitrógeno líquido. El sistema de Control de Emisión de Vapores CIRRUS®, es un sistema flexible que puede adaptarse a los requerimientos del cliente, llegando a recuperar hasta un 99.9%. CIRRUS® combina todos los beneficios que uno busca en un sistema de Control de Emisión de Vapores:

Rentabilidad
La condensación criogénica permite costos operativos mínimos si se utiliza nitrógeno líquido o gaseoso para otros procesos. El reciclado de nitrógeno y la recuperación química constituyen un beneficio económico importante. Adicionalmente, los costos de inversión de capital y los costos operativos anuales del método son más bajos que los correspondientes a los procesos de oxidación térmica, absorción y adsorción.

Alto rendimiento
El sistema de control de emisión de vapores CIRRUS® trata los gases de proceso sin diluir la corriente del gas carrier o de arrastre. La conversión de VOCs a líquido es generalmente mayor al 99% para los componentes volátiles presentes en el vapor. Como el proceso no contamina al producto recuperado, los VOCs pueden ser reciclados luego de la condensación.

Seguridad
La condensación criogénica es un método muy seguro. El nitrógeno es un gas inerte y no entra en contacto con los VOCs. El riesgo de incendio es ínfimo, dado que el proceso se lleva a cabo a bajas temperaturas y no tiene partes móviles que podrían generar calor por fricción.

Tecnología simple y confiable
El arranque y parada del sistema de control de emisión de vapores CIRRUS® es fácil. El sistema es operado mediante un panel de control y su tecnología de control de última generación asegura que el nivel de emisión seleccionado se mantendrá constante, incluso ante variaciones en el flujo de gas, la presión, la temperatura o el nivel de solventes en el gas de proceso. Debido a que la caída de presión del sistema se encuentra generalmente entre 10 y 70 mbar, normalmente no se requieren bombas de vacío o sopladores. Esto, unido a la ausencia de partes móviles, implica muy poco mantenimiento.

Ambientalmente correcto
Un número de factores minimizan el efecto de la condensación criogénica en el medioambiente. El nitrógeno, inerte, no reacciona con ninguna sustancia. Los VOCs condensados y el nitrógeno evaporado pueden ser reciclados. Y el proceso criogénico es libre de CFC y no genera aguas residuales. Más aun, no se crea contaminación secundaria en forma de Nox, ácidos, gases ni dioxinas. Teniendo en cuenta todas estas cosas, el proceso tiene un impacto mínimo en el medioambiente. El sistema de control de emisión de vapores CIRRUS® es conveniente cuando el contenido de vapor en el gas a ser limpiado es mayor de, aproximadamente, 20 g por m3, y cuando el flujo del gas de proceso es menor a unos 1500 m3 por hora. El punto de congelamiento de las substancias a ser condensadas debería ser, preferentemente, menor a –30°C. Esta tecnología es utilizada para recuperar compuestos orgánicos volátiles como: acetona, metanol, etanol, tolueno, diclorometano, dicloroetano y otros hidrocarburos clorados, o mezclas de estos componentes.


Industrias químicas básicas - Inertización


La inertización se obtiene mediante el uso de un gas inerte, como el nitrógeno, para formar una capa protectora, evitando la reacción de los productos. Este proceso puede tener diferentes aplicaciones prácticas:

Purgado
purgeEl riesgo de oxidación, incendio y/o explosión se reduce desplazando el aire o vapor de un contenedor (en este caso el reactor) con nitrógeno inerte seco.




Trasvase por presión
En la operación de transferencia de producto por presión, el nitrógeno es utilizado como protector y propulsor en un sistema cerrado de transporte. Es un método práctico para transferir sustancias entre dos contenedores sin necesidad de bombeo. De esta manera, se reducen los costos de energía eléctrica a la vez que se protege la sustancia trasvasada.

Blanketing
BlanketingDespués del purgado, es necesario mantener al producto aislado del oxígeno del aire. Para esto debe mantenerse una atmósfera inerte y uniforme por encima de la sustancia combustible a manera de una "capa protectora".

Añadiendo o removiendo el nitrógeno con el mismo caudal con el que el tanque es llenado o vaciado, se mantiene un efecto de protección de la calidad del producto, evitándose el riesgo de oxidación, explosión o incendio.

Secado
Cuando existen problemas potenciales de oxidación o corrosión, el nitrógeno puede ser utilizado efectivamente para operaciones de secado, en reemplazo de aire caliente.

Mezclado
mixingLos líquidos susceptibles de contaminación por corrosión u oxidación, pueden ser agitados o mezclados y al mismo tiempo protegidos del oxígeno, con el pasaje de burbujas de nitrógenoque se forma a través de ellos, lo que redunda en un menor nivel de oxígeno en el líquido.

Transporte Neumático
El nitrógeno gaseoso presurizado, puede ser utilizado para el transporte de polvos potencialmente explosivos de un sitio a otro.

Sparging
El sparging es un excelente método para retirar oxígeno de un líquido. El nitrógeno es inyectado en la corriente de líquido en forma de pequeñas burbujas, las cuales remueven el oxígeno.


Industrias químicas básicas - Neutralización / control de pH con dióxido de carbono


Esta tecnología proporciona ventajas significativas en comparación con la utilización de ácidos inorgánicos, como los ácidos sulfúrico y muriático (clorhídrico). Entre ellas se destacan: eliminación de problemas de corrosión, menor riesgo de ocurrencia de dosificación excesiva y eliminación del riesgo de caída del PH (con CO2 el PH difícilmente cae por debajo de 6).

Adicionalmente, se obtienen beneficios operacionales en la estación, dado que al tratarse de un sistema automatizado, no serán necesarios los contactos manuales de rutina y el proceso es menos agresivo para el personal da producción.

La tecnología del dióxido de carbono de AGA neutraliza de forma sencilla las aguas alcalinas, evitando problemas de corrosión en los equipamientos y daños al medio ambiente. Dado que los agentes neutralizantes tradicionales son ácido clorhídrico, ácido sulfúrico y, en menor proporción, ácido acético, la neutralización de aguas residuales utilizando dióxido de carbono es un eficaz método desde el punto de vista del medio ambiente, la corrosión y la seguridad.


Industrias químicas básicas - Otras aplicaciones


- Demanda biológica de oxígeno
- Ozonización
- Remoción de nitrógeno
- Control de temperatura de reactores
- Servicios industriales


Contacte: Call Center
Teléfono: 1800 546 334
Fax: 042-100-678
Enviar mensaje


Atras Imprimir 




Páginas más visitadas

  1. Corte y soldadura
  2. Gases Industriales
  3. Aplicaciones corte y soldadura
  4. Aplicaciones químicas